FRAGMENTOS DE UNA PANDEMIA

I

El martillo de la palabra se precipita
remueve cimientos
aislado el hombre acude a su fuerza
a la frescura del pozo para no naufragar
en su propia devastación.


II

Llegó de tierras lejanas
sorprendió sus mentes
confinados
supieron de la urgencia del abrazo.



III

Un fuego nuevo se encendió
las paredes brillaron
dibujaron la palabra familia
las puertas se cerraron
y otra forma de encuentro se dio


Los estantes saltaron de alegría
los libros abrieron sus ventanas
y tiernas manos bucearon en sus aguas


El baile estrenó ritmos
la música tendió sus alas
rostros convencidos
ensancharon su curiosidad
y la casa configuró una historia
en tiempos de aislamiento.



IV

Hoy como nunca
la soledad une
trama misteriosa
en las veleidades del universo


Entre el mar y la luna
las lágrimas lo ratifican.